Kortezh

El presidente ruso, Vladimir Putin, presentó  un nuevo automóvil. Es ruso y y y pertenece al proyecto Kortezh.

El proyecto Kortezh ("cortejo", en ruso), que arrancó en 2012, contempla el desarrollo de un grupo de vehículos destinado a las principales personalidades del Estado. Los vehículos que se están fabricando son un minibús, un sedán de clase empresarial, una limusina para Putin y grandes personalidades, y un todoterreno para los guardaespaldas de acompañamiento.

La entrega de vehículos para el Gobierno se realizó antes de 2019 según así estaba pautada.

Según se pudo saber, al proyecto se le destinaron 220 millones de dólares. Un auto presidencial como el que hoy estrenó Putin cuesta 125.000 dólares.

¿Cómo es el vehículo de Vladimir Putin?

Tiene un motor de 12 cilindros con 800 caballos. Los otros vehículos del proyecto tendrán un motor de 8 cilindros y 860 Caballos de fuerza.

Todos los vehículos del proyecto serán híbridos, con un motor eléctrico incorporado entre el motor diésel y la caja de cambios, con el objetivo de aumentar la capacidad de supervivencia del automóvil al eliminar ciertos elementos, como las correas de transmisión. Además, el motor eléctrico permitirá conducir utilizando solo la tracción eléctrica si el motor principal resulta dañado.

Los autos Kortezh tendrán una altura libre al suelo de 200 mm, con una tracción integral permanente, de manera que en el caso de que el coche quede atascado, podrá salir por sí mismo.

Los automóviles Kortezh tienen un punto alto: su alta seguridad. No  tendrán integrados sistemas de smartphones, para evitar el riesgo de una fuga de datos al conectar el teléfono al automóvil.

Los Kortezh tienen un blindaje de alto nivel, capaz de resistir el impacto de balas de gran calibre y explosiones, sistema de filtrado de aire anti ataques químicos, neumáticos run-flat para poder seguir circulando incluso en caso de pinchazo. Eso sí, el auto de Putin es pesado, casi 5 toneladas. 

El interior ha sido detallado hasta en los mínimos detalles. La mayoría de las piezas (como el volante, los bloques multimedia, el control de temperatura y la estructura de asientos, entre otros) están unificados en su elaboración con materiales naturales (madera, piel de colores y texturas naturales) metales, vidrio y plástico.

Al lado del conductor está la palanca automática de cambios, la perilla de volumen, las teclas de acceso rápido a las principales funciones, así como el "joystick" del sistema de control multimedia. Este sistema destaca por la ausencia de pantalla táctil, para evitar manchas. Tanto el sistema multimedia como el panel de instrumentos son electrónicos.

Leído 4 veces.