Suixtil, la marca argentina que con Fangio y Froilán trascendió en el mundo

La marca Suixtil ha sido una casa textil vigente durante cinco décadas en las que tuvo una directa y muy estrecha vinculación con el automovilismo. Fundada en los treinta logró trascender como una marca que supo combinar elegancia con carácter deportivo. Suixtil vistió a muchos pilotos en tiempos muy diferentes a los del automovilismo actual, una original y simpática forma de marketing, que le permitió reforzar su creciente popularidad.

Fue uno de las primeras que tuvo su marca inscripta en los autos de carrera, apoyando la actuación de varios pilotos en Turismo Carretera, Fuerza Libre, en las Temporadas Internacionales y en los incipientes años del comienzo de la campaña de los volantes argentinos en Europa.

Su elegante corte deportivo, colores sobrios y gran calidad trascendieron nuestras fronteras, y hasta muchos pilotos europeos contemporáneos de Juan Manuel Fangio y José Froilán González la vistieron. Suixtil logró prestigio al ser la marca de ropa más requerida y deseada por los pilotos de todo el mundo. A esto ayudó, sin dudas, que en sus primeros años en Europa, los pilotos del equipo del Automóvil Club Argentino liderados por el genial balcarceño, lucieran la inscripción Suixtil tanto en su ropa como en sus autos. Es que a través del automovilismo, Suixtil logró ser una de las pioneras en desarrollar el concepto de patrocinio en el automovilismo. Fueron años en los que Suixtil siempre se mostró sensible a las necesidades de los pilotos de primera línea, que requerían una combinación de comodidad y estilo. Camisas y pantalones de fibras frescas mantenían el calor del cockpit bajo control, con un corte elegante que, al mismo tiempo, permitía libertad de movimientos. Así Suixtil se convirtió en la marca de ropa preferida de la mayoría de los principales pilotos en la década del cincuenta y sesenta. Tiempos en que siguió el rápido ascenso al estrellato de muchos pilotos tanto de Fórmula 1 como de Sport, vistiendo a los ganadores de la Carrera Panamericana, las 24 Horas de Le Mans, la Targa Florio y la Mille Miglia.

En un esfuerzo sin precedentes, dandydriver.com revisó viejos archivos para poder comentarles a sus distinguidos lectores que el piloto de Cosquín, Domingo Marimón, contó con el patrocinio de Suixtil en su Chevrolet de Turismo Carretera. En efecto, su cupé ’39 negra con techo blanco con el Nº 12 llevó la precursora publicidad con letras rojas, la que sobresalió entre las inscripciones de Cosquín y Zárate, las ciudades de procedencia de “Toscanito” y su acompañante Pedro Duhalde. De esta manera, Suixtil trascendió las fronteras para lograr relevancia en todo el continente, al ganar el Gran Premio de la América del Sur, más conocido como la “Buenos Aires-Caracas”. Algunos años después, Eusebio Marcilla también contó con Suixtil en su cupé Chevrolet ’47 negra. Por supuesto, el balcarceño Juan Manuel Fangio es el más famoso piloto de Suixtil, en una excepcional sinergia en la que, piloto y auspiciante lograron una enorme repercusión, en la etapa de su cupé Chevrolet naranja. Su amigo el arrecifeño José Froilán González fue otro de los grandes que contó con el apoyo de Suixtil, en sus monoplazas de Fuerza Libre y en las Temporadas Internacionales.

La era del “Quíntuple” y de Froilán fue pasando y la década del sesenta trajo consigo el advenimiento de la indumentaria de seguridad. Esto significó que los pilotos dejaran de correr con las chombas y pantalones Suixtil, y la marca comenzó a decaer. Sin embargo, esta fábrica de confección que se vendía en las sastrerías de Buenos Aires pero principalmente en grandes tiendas del interior de la Argentina, tuvo un gran auge durante la década del sesenta. Un testimonio muy interesante nos lo brindó Aldo Bellavigna, quien junto a su recordado hermano Aldo fueron preparadores de Chevrolet y más adelante lograron singular éxito con Dodge, la marca de Chrysler. “Suixtil fue una muy buena casa de indumentaria, que nos hacía la ropa de corredor, acompañante y mecánicos. No sé por qué motivo, quizá porque comenzaron a usarla Juan Manuel Fangio y Eusebio Marcilla, fue utilizada exclusivamente por la cofradía de los chevroletistas, posiblemente los más conocidos”.

Durante la confección de este artículo, hablamos con varios pilotos argentinos, todos que cumplieron grandes trayectorias con singular éxito, que han corrido con Suixtil en algún momento de sus campañas. Como acertadamente nos comentó Aldo Bellavigna, se trató de representantes de Chevrolet.

Uno de ellos, Carlos Marincovich, nos comentó: “Suixtil empezó con ‘Las 90 medidas’, y después siguió con ‘Las 200 medidas’. Es que sus trajes tenían muchas, y dentro de un traje médium o mediano, habían dos o tres tipos de largo de mangas. La verdad, Suixtil era bárbara. ‘Tito’ Vázquez Gamboa era el dueño, a quien por algunas circunstancias el gobierno lo perjudicaba y tuvo que cerrar Suixtil, que después se transformó en Ñaró. Suixtil, que quedaba en Moreno al 1500 en Buenos Aires, fue desapareciendo. Este hombre también patrocinaba cantantes, como Hugo Carregal, por ejemplo. Un día él y Juan Carlos Guzzi, que era un muchacho que trabajaba en el Automóvil Club Argentino, fueron a Europa, y Guzzi lo hizo como cronometrista de Froilán. El ‘Negro’ Guzzi y Froilán eran muy amigos de ‘Tito’ Vázquez y cuando yo corrí con el ‘Chevytú’, lo fuimos a ver para nos diera alguna publicidad. No sé por qué motivo nos dijo que no podía, pero que nos quería ayudar, así que hicimos un acuerdo. Yo tenía un Chevrolet 400 verde con techo vinílico negro, y me preguntó: “¿Usted con ese auto va a todos lados, al hotel, a las carreras?”. “Es el auto mío”, le contesté. Entonces, me propuso lo siguiente: “Póngale Suixtil en la trompa y en el baúl del Chevrolet, como si fuera un auto de carrera”. Era mi auto particular, pero yo iba a todos lados con Suixtil y él nos pagaba el viaje y los hoteles. Me dijo que no podía darnos unos mangos porque podía tener problemas de impuestos. ‘Tito’ Vázquez era un tipo bárbaro, y la de Suixtil, una ropa increíble, de alta calidad”.

También hablamos con Oscar Fangio, el hijo del gran “Quíntuple”, cuya actuación se extendió entre mediados de los sesenta hasta mediados de lo setenta. “Cacho” nos contó lo siguiente: “Un señor de apellido Rutman era el dueño, y ‘Tito’ Vázquez, su socio. Cuando yo tenía 14 años, mi papá me llevaba a la calle Moreno para me hagan los trajes y sobretodos, que tenían una tela bárbara. En la Temporada Internacional de Fórmula 3 de 1966, en la que llegué tercero en Mar del Plata, yo llevé Suixtil en mi Brabham BT10 del equipo de Charles Lucas. Todavía conservo un cuadro y fotos con Rutman en Suixtil. También corrí con un pantalón livianito y una camisa de manga corta, celeste clásico”.

No podíamos dejar la oportunidad de hablar con Jorge Cupeiro, quien como gran piloto de Chevrolet contó con la publicidad de Suixtil en una etapa del “Chevytú”, el que su propietario José Froilán González fue otro destacado piloto de Chevrolet y hasta tuvo una concesionaria General Motors, la famosa Corrientes 11 en el Luna Park. Así nos lo recordaba Jorge: “Suixtil, a través de ‘Tito’ Vázquez Gamboa, dueño y presidente de Ñaró, apoyaba una barbaridad al automovilismo. Los volantes europeos se volvían locos con esta ropa y le pedían a Fangio que les llevara camisas y pantalones, porque aun sin ser antiflama, era ropa apropiada para el automovilismo. La última vez que corrimos internacionalmente con Suixtil fue con los Torino en Nürburgring, donde usamos camisas y pantalones Suixtil celestes. Cuando fuimos a Alemania en 1969, sin que les haya pedido nada a General Motors, me vinieron a ver y nos prestaron dos Opel, con la condición de que no anduviéramos en el circuito. Pero ¡cómo no!, anduvimos igual.

Unos años después, cuando organicé una serie de patrocinios que llamamos Los Borravinos de Peñaflor, cuyo vino auspició autos de todas las categorías, equipé a todos los pilotos con pantalón gris y saco bordó de Peñaflor, incluyendo al gran Carlitos Jarque, que era muy amigo de Aníbal Uriarte, a quien le regalé un auto de Fórmula 4”.

“Con Froilán teníamos mucho cariño hacia Suixtil, que nos ayudó mucho cuando estábamos en Europa. Vázquez Gamboa era un tipo bárbaro, y Froilán me decía: ‘Andá a verlo a ‘Tito’ que te soluciona todo’. No lo hacía con dinero, porque teníamos a Isaura, que era gente muy buena, muy seria. Porque en la cabeza de la sociedad estaba alguien como ‘Pepe’ Eliçabe, gente maravillosa, de la que no existe más. Por eso, en agradecimiento, en la réplica del ‘Chevytú’ que tengo, le hice pintar Isaura y Suixtil”.

Además de los mencionados, otros pilotos que corrieron con la publicidad o que usaron la ropa de Suixtil fueron Juan Manuel Bordeu, que la llevó en “La Coloradita”; Omar Almeida que la tuvo en su Di Tullio-Chevrolet de Mecánica Argentina en 1971. Años después, otro balcarceño, Juan Manuel Fangio II, sobrino del “Quíntuple”, lució Suixtil en su Berta-Dodge de Fórmula 2 Codasur en 1981.

La marca fue recuperada por un entusiasta británico del automovilismo, admirador de pilotos como Fangio, Moss y Froilán, quien en 2016 volvió a presentarla con singular éxito, ya que demostró ser extremadamente popular, especialmente para quienes gustan lucir ropa con estilo de competición. La actual colección está disponible en www.meandmycar.co.uk, la que incluye polo shirts (chombas), gorras, cinturones, guantes para manejar y camperas.

 

Leído 1.134 veces.

Dejá un comentario